Knauf Knauf

Techos de protección contra el fuego

Weiter

Protección contra el fuego en Knauf AMF – una contribución del arquitecto Norbert FiggeDespacho de arquitectos Detlefsen&Figge, Kiel

La expresión protección contra el fuego implica la prevención del origen y la propagación de fuego y humo.
La protección de la salud y de la vida de las personas que se encuentran dentro de un edificio es lo más importante.
Por eso se deben satisfacer unos requisitos específicos en cuanto a duración de resistencia al fuego y comportamiento frente al fuego, basados en una clasificación dependiendo del tipo de construcción y el uso del edificio.
El objetivo es proporcionar a los equipos de salvamento y de extinción de incendios la suficiente seguridad como para poder realizar la evacuación de las personas que se hallan en el edificio y, si procede, poner a salvo posibles objetos de valor. La calidad de los materiales de construcción empleados suele ser a menudo un factor determinante para que un incendio se propague o se quede contenido en la zona donde se originó para conseguir su extinción fácilmente y con éxito.

RESPONSABILIDAD POR LAS PERSONAS Y POR LOS BIENES MATERIALES En edificios públicos, las características de las vías de escape de emergencia son reguladas en España por las ordenanzas y planes de emergencia de protección contra incendios y de evacuación promulgados por el Estado y por cada Comunidad Autónoma. De este modo, estas estipulan que las vías de escape deben mantenerse durante un cierto tiempo intactas y libres de humo. No pueden contener ningún material de construcción inflamable ni mobiliario y tienen que estar separadas en zonas de fuego individuales.
Con el consecuente respeto de las ordenanzas de protección contra incendios durante la planificación y la instalación, se puede proteger la vida de las personas a la par que minimizar daños materiales e inmateriales. Con una experiencia de décadas, AMF produce a este respecto sistemas de protección contra el fuego probados y especiales. AMF ofrece apoyo a los técnicos de servicio interno y externo tanto durante la planificación como en la fase de instalación en cualquier proyecto de edificación que incluya requisitos de protección contra el fuego.

Protección contra incendios independiente

Saber más sobre protección contra incendios independiente

Parámetros de protección contra el fuego

Clasificación de resistencia contra el fuego

En la norma EN 13501-1 se evalúan y clasifican los materiales de construcción atendiendo a su comportamiento frente al fuego.
Se establecen los requisitos de los materiales de construcción como superficie de componentes constructivos, es decir, el comportamiento en contacto directo con calor radiante o llamas.
La clasificación de combustible o no combustible no describe completamente el comportamiento de los materiales. El comportamiento bajo cargas de fuego
depende de la superficie, la forma, las uniones, la tecnología de procesamiento, etc. La certificación sólo es válida por lo tanto para el material de construcción o la
combinación de materiales de construcción con los que se han hecho los ensayos. Otras composiciones podrían mostrar una reacción al fuego menos favorable. La clase A2-s1,d0 corresponde a la designación normativa nacional “no combustible”. Las placas THERMATEX de AMF están clasificadas de acuerdo con la norma EN 13501-1 como A2-s1, d0 “no combustible”. La clase de material de construcción está en la mayoría de los casos impresa en el reverso de las placas, así como en la etiqueta del embalaje.

Pueden solicitarse, si así se desea, los certificados de los ensayos de homologación.

El sistema europeo de clasificación ha sido incluido en el derecho de construcción alemán mediante la publicación en el listado de normativas de construcción 2002/1.

Clasificación de los componentes de construcción

Según la norma EN 1365-2 (carga de fuego „por abajo“) y la EN 1364-2 (carga de fuego „por abajo“ y „por arriba“) no solo los techos suspendidos, sino también toda la construcción completa, el techo en bruto que queda por encima, los componentes como iluminación, altavoces, anemostatos, etc., que están anclados al techo en bruto, son importantes para la determinación de la clase de resistencia al fuego en cada caso.

El techo suspendido y el plenum deberían impedir el paso del fuego y la temperatura durante el mayor tiempo posible. Este tiempo se denomina período de resistencia al fuego, p. ej > 30 minutos.

Este periodo de resistencia al fuego viene definido en las clases de resistencia al fuego y se determina en base a la EN 1363-1 teniendo en cuenta los criterios de ensayo.

Requisito de homologación Componentes portantes Paredes interiores
no portantes
Paredes exteriores
no portantes
Suelos dobles Techos suspendidos
independientes
sin terminación con terminación
retardante de la combustión R 30 REI 30 EI 30 E 30 (i->o) y
EI 30-ef (i<-o)
REI 30 EI 30 (a<->b)
altamente retardante de la combustión R 60 REI 60 EI 60 E 60 (i->o) y
EI 60-ef (i<-o)
EI 60 (a<->b)
resistente al fuego R 90 REI 90 EI 90 E 90 (i->o) y
EI 90-ef (i<-o)
EI 90 (a<->b)
Capacidad de resistencia al fuego
120 min
R 120 REI 120 -- -- --
Pared cortafuegos -- REI 90-M EI 90-M -- --